include
New Page 1

Menu
Menu

¿Por qué Kashrut?

 Higiene, Salud, Santidad e Identidad

Nunca se pusieron en duda los beneficios del Kashrut para la salud. Después de llevar a cabo la matanza ritual de los animales (Shejitá), estos son revisados minuciosamente, realizándoles una especie de autopsia para detectar cualquier síntoma sospechoso de insalubridad, lo cual los haría no Kasher.

En las comidas Kasher, ningún componente ni su origen pasan desapercibidos. A veces, como en el caso de la grasa animal (principal causante del colesterol) que se utiliza para la elaboración de muchísimos productos hechos con harina, las exigencias del Kashrut y la cocina moderna son idénticas.

Kashrut es sinónimo de control de calidad en los alimentos. No obstante, éste no es el objetivo principal del Kashrut.

Al mencionar estos mandamientos la Torá reitera una y otra vez el mismo concepto: Kedushá – Santidad.

El Kashrut es un llamado a la santidad, y santidad es sinónimo de llevar una vida más elevada y distinguida. Las leyes dietéticas que imponen un límite a lo que comemos, nos enseñan a convertirnos en dominadores de nuestros propios instintos. La Torá nos demana ejercer un control sobre el hábito más cotidiano de nuestra vida: el acto de comer, por lo cual Kashrut es también sinónimo de autodisciplina.

Para nosotros, judíos de la diáspora, la santidad del Kashrut tiene una razón adicional. En la Torá está escrito “Yo soy el Eterno vuestro D-s que os he separado de los pueblos”. Y vosotros habréis de distinguir entre el animal “tamé” y el animal “tahor” (Vaikrá – Levítico – 20:24-25). El Kashrut es una barrera a la asimilación en un medio no judío. La observancia de sus normas permite que el pequeño pueblo de Israel se pueda mantener íntegro, evitando su asimilación a los grupos humanos junto a los cuales convive en la diáspora. Por esto, y por mucho más, Kashrut es también Identidad.

 

Somos lo que comemos

Nuestros sabios nos enseñan que todo aquello que se come llega a ser parte de uno mismo, influyendo gradualmente sobre el carácter y la personalidad humana. De esta manera, algunos estudiosos explican la relación directa entre la prohibición de la Torá de consumir la sangre y la incidencia extremadamente baja de homicidios entre judíos.

De acuerdo al Talmud, los alimentos “tamé” (no kasher) opacan nuestra percepción de lo divino, y sofocan (metamtemim) nuestros pensamientos espirituales.

La Torá nos permite los animales rumiantes y de pesuñas abiertas. Lo primero le enseña al hombre a ser reflexivo, a “masticar” una y otra vez sus ideas y decisiones sin dejarse llevar por sus impulsos.

Las pesuñas abiertas indican que el animal no está totalmente apoyado sobre la tierra; de igual manera, pese a que las preocupaciones que más tiempo nos insumen son las terrenales – la lucha por lo urgente- no debemos permitir que este materialismo abarque el total de nuestra existencia.

Debe quedar un espacio abierto, separado de lo terrenal, un espacio de tiempo y esfuerzo para que, hasta el más ocupado de los judíos, se dedique también a su esencia espiritual.

(Extraído – con pequeñas modificaciones – de un prospecto de Kashrut del Rabinato de la Comunidad Judía del Uruguay).

Cuenta sobre un señor religioso que estaba en un súper mercado en usa  y de repente escucha un señor gritando a su hijo; no lo tocas, no es Kosher!

Cuando se voltea y ve al señor, se queda sorprendido al ver que no se ve nada religioso.  

Se acerca con él y le dice; perdón por la pregunta, pero que tienes con Kosher. 

En vedad, No conozco nada de Kosher le contesta el señor. Pero, vi un señor desciendo eso a su hijo y función. Simplemente lo copie para que me hijo se aleja de los dulces.  

Hace unos meses fui a explicar el teme de Kosher a muchos comerciantes con el embajador de israel y de Costa Rica. 

Estuve muy contento de ver el interés de tanta gente de entender a nuestros conceptos. 

Pero estaré más contento de ver que nosotros también lo valoramos. 

Yo sé que es difícil cambiar la vida y de una vez empezar a comer Kosher. 

Pero por lo menos, tenemos que entender que en la sinagoga y en toda la institución de la comunidad, tenemos que cuidar que la comida sea Kosher. 

Durante toda la historia muchos de nuestro pueblo entregaron su alma para cumplir los preceptos de la Torá. 

Hoy por lo menos no tenemos que sufrir tanto para eso. 

Hoy en día es muy fácil conseguir los productos Kosher.

Hace poco pase sobre menú de una boda que se va hacer pronto y enseñe a la pareja que con muy pocos cambios se volvió todo Kosher sin aumentar casi costos. 

CADA PASO INCLUSO PEQUEÑO ES UN GRAN SALTO PARA TODO EL MUNDO.

 

Explicaciones sobre los símbolos de Kashrut

 
A los costados de cada uno de los productos de la presente lista, se encuentran los símbolos de Kashrut correspondientes. Los productos que no tienen ninguna especificación al costado de dichos símbolos son alimentos “Parve” (Parve es todo alimento que se puede cocinar y/o cosumir tanto con carne como con leche). Existen ciertos productos que agregaron la especificación de “Parve” o “Pareve” al costado del símbolo, para hacer más explícita dicha condición.

Los alimentos que tienen la letra “D” o la palabra “Dairy” al costado del símbolo, son alimentos lácteos, o que contienen productos lácteos, motivo por el cual no pueden ser preparados ni ingeridos con ningún alimento cárnico o que contenga carne Los alimentos en la lista no son “Kasher LePesaj”, salvo que esto aparezca especificado explícitamente. Los alimentos que son “KasherLePesaj” generalmente tienen una letra “P” al costado del símbolo Kashrut, lo cual especifica pertinentemente dicha condición.

En caso de que un producto que está en la lista no tenga el símbolo de Kashrut correspondiente, este no debe de ser consumido, por más que tradicionalmente ha aparecido el símbolo de “Kashrut” en él, pues probablemente se la ha quitado su condición de “Kashrut” por algún motivo.

Ante cualquier duda se debe de consultar a una autoridad rabínica competente.

Comunidad Judia Guatemala | © Copyrights 1996-2017 Página Portal - Xentra.com